OVIEDO A.C.F.: LA HISTORIA DE UN PROYECTO PARA HACER OLVIDAR AL REAL OVIEDO (II)

 

El Proyecto Ilusionante copia escudo y colores al Real Oviedo

Los escudos ya no sólo se asemejaban, sino que se tomó el del Real Oviedo para hacer el del proyecto ilusionante. A partir de ese momento también se cambiaron los colores del equipo, para pasar a ser azules. Desde luego que nada se les escapaba a estos señores: querían sustituir al Oviedo y no les temblaba la mano a la hora de copiar al histórico conjunto de la capital del Principado de Asturias todos sus símbolos y emblemas distintivos.

Algunos comerciantes e instituciones, ciertos medios de prensa escrita y hablada, varias empresas, ex-jugadores y ex-aficionados apoyan la creación del engendro.

El Ayuntamiento aglutinaba para su proyecto a gente conocida en la ciudad; comerciantes, empresas, personas vinculadas a la ciudad, y ex-jugadores eran los principales valedores del nuevo proyecto, y siempre apoyados por distintos medios que se volcaron en la maquinación a favor de ese nuevo e ilusionante club. Organizaciones o Federaciones que habían sido creadas por y para el Real Oviedo, se cambiaban la chaqueta. Dos de los casos más significativos fueron Patrimonio Azul y la FAPA.

Patrimonio Azul era una organización creada hacía unos años, en teoría, para ayudar al Oviedo, aunque la verdad nunca aportó ningún elemento salvador ni clarificante; únicamente se limitaba a dar ruedas de prensa exigiendo auditorías. Al final el tiempo demostró lo que ya se olía, y su presidente, Isaac Peral, es ahora el máximo dirigente de la creación engendril. Ya por aquel entonces esta Organización era conocida como "Patrimonio Astur".

Lo de la Federación de Peñas fue la crónica de una muerte anunciada: la Asociación encargada de aglutinar a todas las peñas y organizar viajes, se dedicaba exclusivamente a pegarse farturas y a salir en la foto. Su "expantá" desde luego que fue un alivio para el Oviedo, ya que estaba corrompida a más no poder.

El número de ex-jugadores del Real Oviedo que apoyó la creación de un equipo para dar muerte al de siempre fue elevado.

Comienza la artificiosa búsqueda de asociados al pseudo-club

Para la campaña de socios se organizó una operación logística sin paragón, con publicidad engañosa donde se utilizaron símbolos y fotografías del pasado..del Real Oviedo. El 29 de agosto tuvo lugar su presentación en el Cafe Español; allí ya se podían ver a los célebres oviedistas que habían dejado de lado a su equipo para irse al "saneado y limpio" engendro.

En el recorte adjunto contemplamos, entre otros, al rey de los árbitros Díaz-Vega; al psico-esteta (antes peluquero) Ramiro; al piragüista campeón de campeones Busto; al ex-ex-ex-ex futbolista Antón (tantos "ex" es debido a que lleva siendo "ex" como cosa de 40 años: su licencia futbolística tiene números romanos); o a Canteli, personaje afín a todo lo que haga el Alcalde, y si encima sale en la foto, pues mejor.

Ya antes de esta campaña el nuevo equipo alardeaba de unas cifras que luego se vería, estaban tan engordadas artificialmente como Ben Johnson.

El Proyecto Ilusionante capta ex-jugadores del Real Oviedo: Berto llega de nuevo con las pilas cargadas..contra el equipo que le dió de comer durante muchísimos años.

El siguiente paso organizado por los precursores de esta farsa fue el captar a ex-jugadores del Real Oviedo para asi darle más autenticidad a su proyecto. Así, llegan al P.I. futbolistas como Iván Iglesias, Nacho Calvillo, Iván Miranda, José Saavedra, Peláez, Oliver y alguno más que se me queda en el tintero; pero los casos que más sonaron fueron los de Berto y Antón.

El "motorín", hasta la fecha de su traición un símbolo del oviedismo, ya no sólo se limitó a fichar por el equipo creado para darle la puntilla al Oviedo, sino que nada más desembarcar rajó lo que no estaba en los escritos del club que le había dado de comer durante muchísimos años. Su frase, harto elocuente: El Real Oviedo no tiene ningún futuro; no tardará en desaparecer; el caso de Antón no fue diferente: fue la imagen junto con Berto de la campaña de socios y también sentenció a "viva voz" la muerte del Real Oviedo.

Anterior Siguiente