OVIEDO A.C.F.: LA HISTORIA DE UN PROYECTO PARA HACER OLVIDAR AL REAL OVIEDO (I)

Hecatombe en el Real Oviedo: el club desciende a la 3ª división por impago a sus jugadores

2 de agosto de 2003. El Real Oviedo desciende a 3ª división por deudas a sus jugadores, después de varias e infructuosas reuniones entre jugadores y Directiva. Y ello a pesar de la moratoria que la Federación de Futbol Española le dió al club para que se pueda arreglar la situación. Este día fue muy tenso, ya que sobre las 20 horas, con multitud de aficionados esperando acontecimientos en el Hotel Monumental Naranco, la situación parecía que se iba a salvar: los miembros de la plantilla azul abandonar el citado Hotel para desplazarse a un céntrico despacho de Abogados, y todo hacía pensar que ya allí, se iba a rubricar el acuerdo. No fue así. Los jugadores querían más garantías de cobro y cerca de la medianoche se confirmaba el drama: el Real Oviedo, que hacia año y medio había ganado en el Camp Nou, descendía a la 3ªDivisión, arrastrando al filial a la Regional Preferente (aunque fechas más tarde desaparecía).

El Ayuntamiento le da la espalda totalmente al Real Oviedo. La idea de refundar el Astur cambiándolo de nombre gana enteros.

El Alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, el vide-Alcalde Javier Sopeña y el Concejal de Deportes, Alfonso Román, fueron los principales cabecillas de dejar de lado al Oviedo. Sus declaraciones no dejaban lugar a dudas de lo que perseguían, y fue acabar el plazo dado por la Federación para el pago a los jugadores, y empezar a bombardear sin descanso con declaraciones como las que os dejo aquí. La idea estaba clara y era preconcebida: el Oviedo esgtaba muerto y había que crear un nuevo equipo en la ciudad.

 

El Alcalde anuncia la refundación del Astur. El 15 de agosto nace el engendro: Oviedo A.C.F.

El primer paso que se tenía que dar era cambiar de nombre al Astur;su Presidente, Mario Rodríguez del Amo, no era ningún escollo; la idea del Alcalde le parecía estupenda ya que estaba encantado con presidir al nuevo equipo de la ciudad, y se pusieron manos a la obra. Lo siguiente era convocar una reunión de los socios del Astur para aprobar los cambios pertinentes, y como quiera que la mayoría de los socios de ese equipo, también lo eran del Oviedo, y no iban a estar por la labor, los "ingenieros de la trampa" se las ingeniaron para acudir a la meritada reunion con numerosos "poderes" de nuevos socios, de personas que en la vida habían pagado un recibo del Astur, pero que se apuntaban corriendo al carro del "Proyecto Ilusionante".

Tra la vergonzosa reunión, de la que salieron antes de tiempo los socios de verdad y a la que no se permitió la entrada de los medios de comunicación, el Club Astur pasó a mejor vida, para llamarse por "imposición" Oviedo A.C.F.; su color rojo fue sustituido por el azul, y su escudo fue tirado a la papelera, creándose otro para la ocasión que simulaba a más no poder el del Real Oviedo. Así lo contaba La Nueva España:

El entonces Presidente del Astur ya tenía lo que quería, y en sus primeras declaraciones como mandamás del llamado a ser "primer equipo de la ciudad" evitó decir el nombre "Real Oviedo", refiriéndose a éste como "Sociedad Anónima Deportiva"; su hipocresía era tan grande como sus ansias de crecer a costa del nuevo ente consistorial: 25 años de oviedista y luego ni pronuncia el nombre de "su anterior equipo". Leer para creer.

En cuestión de minutos, se habían cargado al equipo con más años de la ciudad , el Club Astur, e iban a por el siguiente, el Real Oviedo .

Tras consumarse la instauración controlada en la vergonzosa asamblea, el Ayuntamiento se volcó con el resultado de la misma, con el Proyecto Ilusionante, y el primer paso fue concederles pasta gansa para poder fichar a su antojo.

 

Pagina siguiente